Moda para una boda del siglo pasado

¿Qué te pondrías para una boda del siglo pasado?

Durante el siglo XX se vivieron probablemente más cambios en la vestimenta que en cualquier otro periodo de la historia. Hoy queremos hablar de la moda a principios del siglo pasado y el contraste entre oriente y occidente. Gracias a Peris  pudimos vivir en primera persona en nuestro II Open Night un evento con todos sus asistentes vestidos de época.  Un evento anual como este merece del cuidado de todos los detalles. Pongámonos en situación:

En las dos primeras décadas del siglo XX la liberación de la mujer se hace eco en la moda. Europa y Estados Unidos siguen de cerca las tendencias que empiezan en Francia. La diversión, la vida nocturna, la extravagancia y la sofisticación empiezan a ser protagonistas en la vestimenta. La noche se convierte en un absoluto espectáculo de lujo y expresión; vestidos brillantes con lentejuelas y bordados, pieles, flecos y plumas para las mujeres. En el caso de los hombres, trajes cruzados, esmóquines, pajaritas o fulares al cuello. Bien podríamos ver parejas como esta (ambientación de la película “The artist”) bailando swing.

La moda en oriente medio experimentó menos cambios, aunque el contacto con occidente tuvo un gran impacto. La vestimenta masculina no sufrió grandes modificaciones, marcada por la religión islámica. El kafiyyeh (prenda usada para cubrir la cabeza) y el el thawb o suriyah (túnica larga), ambos en el traje a la derecha de la foto siguiente, son y eran el atuendo masculino por excelencia. Las tribus beduinas del desierto utilizaban turbantes y túnicas frescas para evitar el calor, usando solo los colores llamativos para ceremonias destacadas (izquierda y centro en la fotografía).

252556_530447033751849_4105054337402749946_n

La moda femenina incluyó prendas que se alejaban de los clásicos velos o hijabs para atraer a los extranjeros. Telas vaporosas y sujetadores o tops con lentejuelas eran el uniforme de las bailarinas que atraían a los occidentales con sus exóticos bailes en haimas y salones.  La Galería de Doña Urraca hizo posible crear el ambiente de estos grandes eventos en las haimas del Molino del Manto.

1184771_530441143752438_2048305310639092446_n



Deja tu comentario